Bájate la potencia y rebaja tu factura

Factura

Se habla mucho de cuánto ha subido la luz en los últimos años pero muchos hogares aún no saben que pueden beneficiarse de cierto ahorro con una simple llamada. Hace más de dos años que 18 organizaciones de consumidores, ecologistas y plataformas ciudadanas recomendaban bajarse la potencia contratada, y aunque ha surtido cierto efecto, según la CNMC, hay que saber cómo hacerlo bien.

Antes de todo hay que saber qué es la potencia contratada, cuál es la que tienes contratada y dónde puedes verlo en tu factura de la luz pero recuerda que lo lógico es que cuánto más grande sea una casa y haya más electrodomésticos, más electricidad se necesitará.

La potencia contratada es la potencia máxima que puedes conectar de manera simultánea en tu casa (empresa, industria…), es decir, hasta cuántos aparatos electrodomésticos puedes conectar a la vez. Y si te preguntas cuánta potencia necesitas, debes hacerte otras: ¿alguna vez has tenido la obligación de conectarlos todos al mismo tiempo? ¿te saltan los plomos? ¿qué estás utilizando en ese momento? Lo mejor que puedes hacer es calcularlo.

¿Cómo saber cuánta potencia tienes contratada?

Tanto en el contrato como en cualquier factura de electricidad aparece la potencia que tenemos contratada en kW. Aparece en la parte superior de las facturas, en el cómputo de lo que vas a pagar, junto a energía consumida y el impuesto sobre electricidad. La mayor parte de los hogares españoles cuentan con una potencia de entre 3,45kw y 5,75 kw.

Un aspecto que no conoce demasiada gente es que por cada kW que se reduzca en la potencia contratada se ahorran casi 36 euros de factura anual. Si el exceso de contratación fuera de 2kW se llegaría casi a los 80 euros menos anuales.

“En muchos casos, se está contratando hasta 5 veces más potencia de la que realmente se necesita”. En esos casos, el ahorro podría llegar hasta los 300 euros anuales.

Cómo bajar la potencia

Si consideras que tienes contratada más potencia de la que necesitas, debes llamar a tu compañía comercializadora para que te la reduzca. Como existen unos tramos de potencia estandarizados, a no ser que tengas una potencia excesivamente alta, con que te bajes un tramo podría ser suficiente.

tramos potencia contratada

Según la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético si una familia tipo se reduce un tramo la potencia eléctrica contratada en su hogar, podría ahorrarse hasta 52 euros al año en la factura de la luz. Según Julio Barea, responsable de Energía de Greenpeace, “en muchos casos, se está contratando hasta 5 veces más potencia de la que realmente se necesita”. En esos casos, el ahorro podría llegar hasta los 300 euros anuales.

La empresa comercializadora tiene 5 días (desde que lo pides) para que entre en vigor la nueva potencia contratada. Si en 5 días no se ha tramitado la solicitud, la compañía deberá compensarte con 30 euros. Al bajar la potencia el distribuidor le cambiará el ICP para adecuarlo a la nueva potencia. Esta gestión te costará 9,044760€ + IVA.

Pero ¡cuidado! Si reduces en exceso la tarifa, las compañías eléctricas te pueden cobrar hasta 300 euros por la vuelta atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *